De Michigan a Nigrán, pasando por Barcelona